domingo, 26 de octubre de 2008

La Marea

No se si es el cansancio, la rutina, la crisis económica que se aproxima, el calor y la alta humedad o la soledad... ese mal que aqueja a las sociedades contemporáneas del fin de los tiempos lo que ha hecho que mi universo se derrumbe. No tengo muchas ganas de salir a caminar, no tengo ganas de pensar más allá de lo que "hay que pensar", no quiero hablar ni que me hablen, no quiero ir a cine y ya ni tengo ganas de planear lo que siempre hago, hace bastante no pienso los pasos a seguir y mucho más que no me detengo a revisar lo que hice. Creo que ahora todo me importa menos que de costumbre y eso ya es todo un tema porque es agregarle más desdén a todo y eso inevitablemente acelera el final de las cosas.

Me siento como en un mar de incertidumbre, dominado por cosas que no puedo controlar y eso por lo general me produce ansiedad y desesperación y al final una profunda tristeza. Quisiera que se abrieran mágicamente las puertas de las soluciones y que todo desaparezca de la misma manera que me quedo dormido al tomarme una pastillita para el sueño. Tengo pocas ganas de encarar las cosas, no por pereza sino porque no le veo el sentido a hacerlo, quiero olvidar que todo existe y ahora no deseo mas que alargar ese efecto de sueño perpetuandolo en el tiempo; por desgracia estoy inmerso en un inmenso dinamo que me impide por ahora hacerlo.

Cada minuto es un paso más en dirección al abismo, cada momento y cada palabra conducen directamente al fin de todo el proceso y bien sé que todo esto trae funestas consecuencias para los que me rodean y obviamente para mi. Sin embargo no me importa ya lo que suceda, siempre y cuando pase rápido, como si fuera el despertar de un sueño. Tanto renegué de mis sentimientos, tanto controlé cada paso, palabra y movimiento que ahora me estoy desintegrando lentamente y en silencio o tal vez con un estrepitoso ruido, da lo mismo, me derrumbo.

Me hundo en el abismo viendo en el cielo los reflejos de los afortunados y mas sencillos mientras para mi viene el fin de una era, los buenos tiempos terminaron y de ellos solo quedan los buenos recuerdos. Tal vez era necesario que el cuervo conociera lo que es la luz para poder recordarla mas allá de las puertas del abismo.

La marea sube y yo sigo enterrado en la playa sin poder moverme... o simplemente no quiero hacerlo, da lo mismo, me ahogo mientras únicamente espero por algo que me levante, no pienso moverme más, me cansé de hacerlo. Pronto el agua alcanza mi cuello y sigue subiendo hasta cubrir mi cabeza. En este momento cierro mis ojos y respiro.

Cae la noche.

Daff Schneydher, Octubre. 2008
Audiostreaming · 7minutes · Yoko Kanno & Seatbelts · Cowboy Bebop Movie (Knockin on Heaven's Door) OST : Future Blues

No hay comentarios:

Pensamientos Intrascendentes / www.daffland.blogspot.com