sábado, 17 de abril de 2010

Detonado y Cansado



Detonado y cansado, así se explica este momento en el que todas las luces se han ido, cuando la fiesta ha terminado y lo único que queda es el vacio. Dormito entre pensamientos con los ojos abiertos, medito y entiendo que la realidad es otra, que la fiesta se ha ido y que el tiempo pasa sin preguntar. Todo pasa, todo cambia y todo se transforma.

Mil voces dan vueltas en mi cabeza, retumban y se esconden entre los más recónditos lugares de mi inconciente, me llevan, me dominan. La soledad es lo único que me ilumina en ésta habitación plagada de recuerdos, en éste lugar que es un fiel reflejo de mi existir y la realidad que me golpea decidida y contundente y aunque siento que la sobriedad me domina, cuesta aceptar que la luz afuera brilla, y que la luz duele.

El cansancio me domina y al cerrar los ojos veo luces de otro momento, no se si de ahora, o de más adelante, o tal vez son destellos que cruzaron mi camino, perdidos como borrones que cruzan sin sentido de un lugar a otro y se funden con rostros y siluetas que distingo a medias entre risas y cantos… y a veces también llanto.

El tiempo pasa, detonado y cansado me enfrento a que terminó la fiesta, a que la realidad es otra y que en ella no tienen cabida ni las aventuras, ni los tragos ni los chistes flojos… ni las palabras aladas… ni mucho menos las caricias y los besos… porque todo quedó en ese mundo paralelo, en ese mundo incierto y falso, del que como único recuerdo guardo este estado de sopor insoportable, el de sentirme detonado y cansado, con la boca seca.

Daff Schneydher · Abril, 2010

jueves, 10 de septiembre de 2009

mira con detenimiento el péndulo... let the seasons begin

Tic, Tac,
Miro al cielo que se funde con ese mar calmo que como espejo tornasolado refleja las últimas luces del sol que se sumerge en sus aguas, veo los autos y la gente… veo la luna que asoma en el horizonte, discreta y calma… veo a la marea que se lleva pedazos de la playa mientras deja abandonados tesoros y basura de otras tierras… solo camino y pienso… el mundo a mi rededor parece una foto, una imagen proyectada desde el infinito únicamente destinada a ser telón de mis pensamientos.

Tic, tac,
Solo camino… y mientras camino pienso, todo lo demás parece detenido y un impulso suicida me empuja a ir cada vez más rápido sin importar los obstáculos… igual, ahora para mi todo es un telón… es un mero adorno y no pienso en ello, solo me asustan mis pensamientos y sus impulsos… ellos me dominan y me controlan y ya están alcanzando su vertiginoso acenso.

Tic tac,
Bienvenidos a mi pesadilla, a mi inocua y vacía vida, a mi mente cruel y retorcida, oscura y vil! solamente atada con cintas suaves por una cordura débil que pronto tendrá que agregar a su ropero una nueva camisa de fuerza o refugiarse en habitaciones sin puntas y con paredes blandas… porque se esta yendo… a un lugar de nocturnas vacaciones, llenas de sedación innecesaria, donde flotan ideas convulsionadas y revueltas en el miedo mientras siempre ansian la muerte. Bienvenidos a casa… es sólo un sueño aquí dentro… aquí donde todo se pretende.

Tic, Tac,
El tiempo pasa, crueles métodos y dispositivos ingeniosos se escabullen de mi cerebro, sangre fría como el hielo, mirada rabiosa y asesina… recuerdo, presencia.. dolor... emoción. Me entrego… temo, y no quiero tocarle… igual algo me empuja… agudizo mis sentidos… levanto mi nariz al viento… debo parar… quiero besarla… pero me frena, me frena el veneno de sus labios, el veneno que ya corre por mis venas, veneno contagioso y caliente que hierve en mi sangre contaminada por los sueños invisibles de otros tiempos. Ahora quiero amarle, pero me detienen sus dos caras como las monedas… quiero dañarle, pero mi ser me lo impide… quiero celebrar mis sentidos pero logra detenerme sumergiéndome en una lánguida y letárgica pausa que congela mis latidos cardiacos exaltados.

Tic tac,
Solo camino… y mientras camino pienso, me remito a mis recuerdos y me atormentan… son caminos tantas veces recorridos uno atrás del otro… y todo ha sido lo mismo siempre… nada importante cambia… porque todo lo demás parece detenido… para mi todo es un telón… es un mero adorno que cambia y cambia ubicándome en otros espacios sin que cambie yo mismo… y un impulso suicida me empuja a ir cada vez más rápido sin importar los obstáculos haciendo crecer el desden por la vida y haciéndolo cada vez más fuerte… mis plazos se cumplen y se que pronto tiene que llegar el desenlace... sea de una u otra forma llega y aunque solo me asustan mis pensamientos y sus impulsos… ellos ya me dominan y me controlan y están alcanzando su vertiginoso ascenso, me están acercando cada vez más rápido al borde del abismo... y se que con una sonrisa esbozada en sus labios me dirán... Halcón Peregrino, abre tus alas y vuela… o cae de una vez por todas en la oscuridad como lo hizo Icaro cuando con cera construyo sus alas para uir... mientras que otras voces a lo lejos me susurran... y estando cerca del sol se precipito a tierra.

El tiempo avanza… tic tac… tic tac... se termina y se detiene, como todo.

Toc.

Daff Schneydher, Septiembre. 2009

domingo, 30 de agosto de 2009

Nimrod

Cruzo las pampas bañadas por el sol extraño y rojo que se oculta en esta tarde calurosa y rara del invierno mientras me golpea la cara, afuera, solo el camino avanza, y me devuelve a ese lugar que tampoco es mío, a ese mismo lugar que también es desconocido.

Cierro mis ojos y dormito, medito… pienso. Busqué en el mar mis pasos, las respuestas, las imágenes perdidas y recuerdos deshechos, caminé despacio y pensativo… pisé mis huellas.

Los únicos aromas conocidos fueron el del mar y el de mi pipa, lo demás es distinto… el aire, las rocas, la arena… el mar es más frío, los árboles secos y éste lugar está desierto, como si de una metáfora escrita por el azaroso destino se tratara… Solo.

Tendido en la arena veo pasar las nubes arriba que se cruzan de vez en cuando con una gaviota y entonces vuelo… me sumerjo en la profundidad del cielo mientras mi cabeza se desconecta y se deja llevar por ese elixir que me permite olvidarlo todo con la esperanza de encontrar respuestas atrás de los marcos de los sueños.

Hace mucho cambiaron las historias, ya no soy el que corre detrás de los sueños, ya no soy el que persigue duendes y brujas en dragones, y si de esos sueños se tratara, ya no soy más el rey que quise, estoy vencido y escondido atrás de los muros de mi castillo, tengo miedo y el exterior duele. Poco queda del esplendor de otros tiempos y ahora mis ejércitos bajaron sus armas porque se cansaron de buscar cosas que no existen… mi glorioso reino ha caído y con él todos mis sentidos.

Se marchitaron mis historias, reflejos de algo mágico… que valió su momento, pero ahora son más que un recuerdo al igual que los miles de destellos luminosos que recorrieron anoche el estrellado cielo nocturno, la hechicera que otrora había conjurado ahora me aconseja, al menos me escucha, mi dragón ya no vuela más a las batallas porque simplemente me rendí y no quiero alzar otra vez mi espada y las sombras… de las que me alejé y que tanto odié por un tiempo, me recordaron una vez más que son mi casa y que la luz, esa que brilló incandescente y que tanto se jactó de ser el camino, simplemente me dio su espalda… se extinguió.

Busco volver en mis pasos, busco el encuentro con ese lugar en el que perdí el camino, busco entender por qué se reescribe la historia que casi recorro de memoria a diario, como si los días se repitieran, como si las cosas fueran las mismas salvo las personas, es cómo si de una historia se tratara una y otra vez y solo cambiaran los nombres de los actores y donde la trama siempre es la misma pero con un final que ineludiblemente es el mismo y sin importar que dragones y hadas son lo mismo que pintores y musas, solo cambian los actores.

Extraño mi piano, extraño mi viejo refugio contra la nostalgia de domingo, domingo que hoy se siente en el aire pesado y denso como esperando a la tormenta y que en este momento se reflejaría en las teclas de ébano y marfil; no soy más que la sombra de algo que no se que era… pero ahora solo soy tormentos vivos de algo que murió hace mucho tiempo, o tal vez no nació o nació muerto… espectro, fantasma que camina sin sentido mientras sigue envuelto en la rutina del gran dínamo, agobiado por sus pensamientos, vencido por sus sentimientos, destruido por su mente, su cabeza sin mil tornillos…. Imágenes borrosas de un pasado que se funden como el reflejo del sol en ese atardecer en la playa, como esas nubes que corrían y se cruzaban con las gaviotas mientras se fundían en la profundidad del cielo junto con mis pensamientos ahora distorsionados por el viaje astral al que sometí a mi espíritu.

Dudo de las palabras, dudo de mis recuerdos, dudo de lo que me rodea… ahora en mí retumba la frase que dice “no me duele que me hayas mentido, me duele no poder volver a confiar en ti”, siento que todo es borroso y siempre espero el puñal en la espalda, daga dorada o como le quiera llamar el guionista de mi historia de turno. Me siento cansado… no quiero seguir, me quiero quedar dormido bajo este cielo y bajo este mar para siempre.

Como la vieja historia, una vez más mi mundo se cierra sobre mi cabeza, mi espíritu se recoge y busca conjurar al pasado, escupir su veneno y tratar de vivir para intentar de vuelta contar de una mejor manera la misma historia, para tratar de dejar mejor marcadas las huellas en la arena, o al menos dejar una mejor descripción de los aromas, los lugares… o alguna cosa que me sirva de bastón para cuando vuelva a caer, para encontrarle un sentido cuando caiga de nuevo mientras vivo como siempre, en el final, al final de la historia.

Cruzo las pampas, el sol extraño y rojo que se oculta en esta tarde calurosa y rara de invierno me golpea la cara, afuera solo el camino avanza, me devuelve a ese lugar que tampoco es mío, a ese mismo lugar que también es desconocido.

Daff Schneydher, Agosto. 2009

miércoles, 12 de agosto de 2009

Susurros en la noche

Del sur y del norte vienen nubes negras que nublan y empañan mi mente y advierten el venir de peores tiempos.
Tiempos de los que ninguno está librado y que a pesar de alianzas y treguas revela las verdades ocultas en los corazones. El destino no será detenido y a su paso revelará la verdad de las mil mentiras, siendo la sangre una de las malditas y sellando a partir de esta el destino de las demás con un final igual a la razon de esta.

Aparecerán nuevas del norte que causarán dolor y tristeza en muchos corazones y en el sur, las humillaciones, los flagelos del tiempo y el destino revelan los designios y estos entonces han des ser seguidos con pesar y sin importar que signifiquen el fin.

Así la luz de la vela se apaga. Así todo mengua y pronto cae en las tinieblas

Y aparecerán tres islas de lo que una vez fue una. La primera se undira en el olvido, la segunda vera llegar su fin con su obstinación y se undira en la desdicha y la tercera sufrira por causa de la división de la gran isla y sus tormentos la harán perecer en su desesperación.

Pronto los vientos correran sin estorbo por las yermas planicies del sur, cuando el final del otoño sucumba al espanto del invierno y solo cuando la última hoja marchita caiga será ya tarde, pues nada echará para atrás el tiempo y al fin se conocerán los últimos designios del destino y así se llegarán a pagar las culpas de los primeros.

Y el odio y la ira de otros tiempos, de los mismos que sellaron el destino en el principio, reventarán en la sangra inocente y todo quedará en el olvido, y lo que una vez fué se habra perdido y todo quedará olvidado en los anales del tiempo que insesante seguirá construyendo los caminos que le indique el destino, hasta que se cumplan sus días y terminen todos los tormentos.

Daff Schneydher. Agosto, 2009

martes, 4 de agosto de 2009

Hastiness

A veces me cuesta entender que tengo que estar solo, encerrado en mi corazón mientras trato de forzar las cadenas invisibles que refulgen chispas. A veces me cuesta entender que casi siempre estoy profundamente dormido como en un sueño, buscando alivianar la presión, dejando a un lado los sacrificios, olvidándome de la precipitación, de la lluvia y del universo, mientras mi mente recorre laberintos de sangre en mi mente.

A veces me cuesta entender que tengo que estar solo en espera de alguien más y que tal vez se encuentra en este edificio, o en algunos otros lugares que desconozco, pero no en los lugares dónde busco, o los que solo recorro entre sueños. Y a veces pienso que ellos llaman en silencio, y me equivoco... ya no soy más fuerte… es el momento de construir el tiempo... de dejar de respirar el amor a través de sus ojos.

Podría decir que ya se acerca el último suspiro, como un suave llamado que pretende alzarse al viento mientras la verdad se disuelve entre las lagrimas que brillan como el aureo reflejo de los cielos mientras sus silenciosos gritos rompen mi corazón y lo condenan a las garras del fuego. Ya sabía de la muerte del amor. Sin embargo ha sido un lugar que quise, y mi sufrimiento se convertirá en algo real para la vida y aunque estoy muy arrepentido, no puedo hacer nada, tampoco tomar tu vida ¿Puedes oírme llamar tu nombre?

Nuevas sensaciones, algunas creaciones, igual vamos a pagar el precio. Ahora es el momento de cambiar el rumbo… mis pensamientos se acercan y ya están tratando de matarnos de nuevo. Solo aquí en la oscuridad puedo aprender a olvidar las lágrimas de dolor que llenan mis ojos. Y ahora me pregunto ¿vivo en algún tipo sueño? ¿qué vas a ser de ti cuando la oscuridad se levante? ¿Cómo vas enfrentar al terror y al miedo? ¿Cómo puede solamente leer entre líneas?

Trato de comprender por qué toda la pasión ahora se ha ido. En éste momento solo queda el silencio de mi pasado, e incluso cuando se captura su aliento, siempre sus palabras dejan en mi una cicatriz profunda mientras todavía confío en que en las garras de la oscuridad, algún día vamos a brillar en medio de las más brillantes estrellas.

A veces me cuesta entender que tengo que estar solo con mi corazón mientras trato de forzar las cadenas invisibles que refulgen chispas y me condenan. A veces me cuesta entender que casi siempre estoy profundamente dormido como en un sueño, buscando alivianar la presión, dejando a un lado los sacrificios, olvidándome de la precipitación y mientras esto sucede mi mente recorre laberintos de sangre en mi mente.

A veces me cuesta entender que tal vez estoy dormido y que solo debo esperar al amanecer.

Daff Schneydher, Agosto. 2009

martes, 14 de julio de 2009

Adesso sono qui... Splenderanno... per aspera ad astra

All'alba, prima che il sole sorgesse e gli uccelli cantassero la loro dolce canzone. La donna del troll della montagna con lingua falsa ed ingannevole propose al signore:

Herr Mannelig, Herr Mannelig mi vorrai sposare
Per tutto quello che io dolcemente ti darè?
Se vorrai, rispondi solo si o no
Farai così o no?

Ti darò i dodici mulini che stanno tra Tillo e Terno, le macine sono fatte del più rosso rame
e le ruote sono cariche d'argento

Herr Mannelig, Herr Mannelig mi vorrai sposare
per tutto quello che io dolcemente ti darè?
Se vorrai, rispondi solo si o no
Farai così o no?

Se tu fossi una donna cristiana riceverei volentieri regali così, ma io so che sei il peggiore troll della montagna figlio degli spiriti maligni e del demonio.

Herr Mannelig, Herr Mannelig mi vorrai sposare
per tutto quello che io dolcemente ti darè?
Se vorrai, rispondi solo si o no
Farai così o no?


"I do not feel obliged to believe that the same God who has endowed us with sense, reason and intellect, has intended us to forgo their use". So all the stars Will guide us on our way. The Sextant as a leader has duration for all days.
E nella mia ora più buia loro splenderanno splenderanno per me
all'infinito


A. Nasseri

lunes, 22 de junio de 2009

La Torre

La noche toma mi mano y me seduce, me envuelve y me eleva con su silueta hacia la niebla mientras llena el aire con un sublime aroma de deseo al tiempo que mi corazón se consume en profundas poesías solitarias como si la luna flotara aislada y sin estrellas en el cielo y los pétalos de las rosas volaran en círculos sobre mi cabeza.

El tiempo se desmorona entre mis dedos como en un reloj de arena y ella me arrulla bajo una luna perlada y solitaria en medio de fantasías calidas plagadas de recuerdos susurrados por las voces dulces y nocturnas de finales del otoño, perfumes eróticos cargados de deseo y manos azarosas que se apresuran a indagar todo lo que los rodea. Aromas nocturnos que se levantan en medio de la niebla y de la tormenta, recuerdos que se reflejan en mi memoria y que me envuelven entre los pétalos de una rosa, embriagándome con sus aromas mientras me desangro lentamente atravesado por sus espinas.

Pronto se precipitan los pálidos amaneceres que lentamente desgarran mis sueños y me sumergen en mares de dudas y sombras con figuras de piedra donde he estado antes, aturdido y débil, abandonado como un espectro lamentando la oscuridad de mi espíritu y consumido por la maldición de los moribundos. Y el tiempo se desmorona entre mis dedos junto con mi joya más preciada y la noche me revela una nueva luna solitaria que se levanta en el horizonte.

Miro el horizonte y dejo que el viento azote mi rostro, la tormenta se acerca al precipicio dónde la espero bajo el faro que todavía ilumina los pasos de mi destino y los pasos hacia el fin del mundo, pasos cargados de viajes a la distancia, horizontes de lluvias de lágrimas que quedaron atrás hace mucho tiempo. Caminos cargados de odio que se derriten entre mis dedos como el tiempo que se deshace al avanzar los minutos de ésta primera noche de invierno.

Pronto los susurros se alejan y los recuerdos comienzan a ser más borrosos, todo se diluye con el tiempo, todos los aromas desaparecen y despierto solo y abrumado mientras a lo lejos escucho al horizonte llorar las lagrimas que dejó atrás el tiempo. Mi mundo pronto se vuelve invisible y mi memoria se funde como un fantasma en la niebla. El tiempo le ha ganado a mi destino y todo se reduce a una isla vacía que es ahora mi universo.

Es hora de subir a la torre sin princesa y encender las velas del faro por última vez diciendo adiós al mundo mientras levanto el ancla y extiendo las velas para que la tormenta me devuelva a las profundidades del abismo, bajo el agua, muy por debajo de los fondos marinos, donde reposan naves majestuosas de tesoros infinitos olvidados por el hombre.

La noche toma mi mano y me seduce, me envuelve y me eleva con su silueta hacia la niebla mientras llena el aire con un sublime aroma de deseo al tiempo que mi corazón se consume en profundas poesías solitarias como si la luna flotara aislada y sin estrellas en el cielo y los pétalos de las rosas volaran en círculos sobre mi cabeza. Y los recuerdos que se reflejan en mi memoria me envuelven entre los pétalos de una rosa, embriagándome con sus aromas mientras me matan lentamente, desangrándome atravesado por sus espinas.

Daff Schneydher, 22 de Junio. 2009
Pensamientos Intrascendentes / www.daffland.blogspot.com