jueves, 28 de agosto de 2008

¿Algo que decir?

Siempre, siempre quedan cosas en el tintero o cosas guardadas en medio de las millones de conversaciones lógicas o ilógicas que tenemos con nosotros y con nuestro entorno diariamente. No se si estoy demente pero por lo general luego de una conversación me retumban en la cabeza frases que posiblemente expondrían mejor mis puntos de vista, insultos más sutiles pero más contundentes o meros chistes flojos para una risa fácil junto a millones de disparates derivados de esas mismas conversaciones.

Si hay algo que me maravilla es el poder de la palabra, yo se que generalmente se las lleva el viento y es por eso que las escribo, pero algo de ellas (de aquellas que se dicen al viento) siempre queda impregnado en el ambiente como levitando o esperando a ser escuchadas por alguien o algo... quedan en una especie de eter que tarde o temprano las hace ir a un lugar seguro para su decantación.

Sin embargo y con el pasar del tiempo, también he notado que ese mismo valor de la palabra se ha perdido, ese poder cautivante ha perdido su brillo y creo que tiene que ver con la democratización tecnológica. Esta bárbaro tener en el bolsillo una caja de pandora que permite comunicarse con el mundo, pero que a su vez nos aisla y nos hace ser un poco egoistas y lejanos y cuando menciono esto es cuando para mi pierde el valor la palabra. Estamos protegidos y ocultos atrás de las herramientas y la mayoría de las veces nos aprovechamos de ello... Cuantos e-mail hemos borrado porque simplemente no nos importaba leerlos? cuantas veces se ha dicho el "no tenia crédito y no recibí tu mensaje" o "mira que te llamé y estaba apagado", "me reboto el e-mail" o el más viejo de todos y que es un clásico "odio hablar con las máquinas y no te dejé el mensaje en la contestadora".

Antes, y lo digo no por viejo, (sino porque en mas o menos 10 o 12 años la dinámica tecnológica ha sido arrazadora y hace 12 años era un pre adolecente mutante que surgía a la vida) todos los mensajes tenían una importancia enorme, las comunicaciones con seres lejanos por medio de cartas, telegramas o llamadas internacionales eran cosas emocionantes y hasta románticas... ahora es tan fácil que parece chiste y las distancias se acortaron tanto y todo se volvió tan cotidiano, que incluso las cosas importantes perdieron el brillo y por ello, quedan en el viento, en el eter, flotando y esperando algo a que aferrarse a alguien que las eschuche y las acoja antes de que se las lleve el viento.

Todo eso y sin tener en cuenta que siempre, siempre quedan cosas en el tintero o cosas guardadas en medio de las millones de conversaciones lógicas o ilógicas que tenemos con nosotros y con nuestro entorno diariamente.

Daff Schneydher. Agosto, 2008.
Audio Streaming · Peace Orchestra - The Man (El Hombre Remix) · Gotan Project · Inspiracion Espiracion

1 comentario:

Liliana dijo...

Daff despues de tanto tiempo entro a leer lo que escribiste y me voy con tus reflexiones...gracias
Cómo escribis guacho!
beso, lili

Pensamientos Intrascendentes / www.daffland.blogspot.com