sábado, 22 de septiembre de 2007

Las Personas , las olas y la playa - I Lived on the Moon

Las Personas , las olas y la playa

Entre más conozco a las personas, menos entiendo su naturaleza humana y la única forma que encontré para medio comprenderlas fue observar otras cosas que me produzcan la misma sensación como en este caso los son las olas y la playa.

Ahora pienso que el actuar y el sentir de las personas es muy parecido a los ciclos de las playas y las olas; hay personas que que se mueven (olas) y otras que no (playas) aunque indistintamente todo siempre esta en continuo movimiento y las dos, playa y olas, siempre están interactuando cíclicamente llevándose pedacitos de playa y dejando otras cosas en ellas venidas de otros lados y no esta bueno cambiar ese ciclo, porque acarrea funestas consecuencias.

Los humanos somos iguales en nuestras relaciones y estaría bueno entender un poco esos ciclos, o bueno, creo que los entendemos y estoy casi seguro que siempre se ven venir y uno, humano terco en vez de permitir el flujo normal de las cosas, se empecina en contener los movimientos cíclicos que controlan al mundo.

Cuando una ola se acerca a una playa, siempre se toma un tiempo para aproximarse antes de cubrirla y luego, cuando llega, la envuelve suavemente mientras la playa la acoge y juntas, ola y playa se fusionan en una extraña sensación de paz y plenitud, en donde todo queda calmo por un instante que parece el infinito, para luego separarse lenta y suavemente, esperando, tal vez, juntarse en algún otro momento. En las relaciones humanas pasa lo mismo, la gente viene y la gente se va y siempre es claro el momento en el que la plenitud se termina y comienza el fin del ciclo y es necesario dejar que suceda, porque sería como si a la ola no se le permitiera irse, se aposaría y se corrompería su agua, corrompiendo también a la playa y juntas comenzarían un estado de mutua auto destrucción que las llevaría a su fin.

A nosotros nos cuesta entender esto, y se que lo vemos venir y que por naturaleza lo deberíamos entender, pero somos egoístas, tenemos ese gen que nos hace humanos y que escudado o escondido en los afectos nos impide desprendernos de las cosas y las personas empujándonos a causar y causarnos mucho daño, al igual que agua corrompida que no le hace bien a nadie.

A veces quisiera estar siempre en el infinito momento de paz y plenitud, pero el tiempo cambia y las personas cambian y a veces es mejor una pausa a mitad del camino para retomar fuerzas esperando, tal vez en el futuro, volverse a encontrar.

Daff Schneydher, Septiembre 2007


I Lived on the Moon

Este clip me pareció buenisimo y ahora lo comparto con ustedes. Me identifique con la historia y me gustó la animación y la música, fue dirigido, diseñado y animado por Yannick Puig para Kwoon. En verdad vale la pena verlo.

1 comentario:

leonidas dijo...

supongo que como todo es dialectico, el tiempo imparable hace que todo se mueva, y a la corta o a la larga, todo sea pasajero.

No saco muy bien donde te pondr'ia el post de hoy, si denro de la categor'ia de psicologia, la de sociologia o la de filosofia mundana. BUe, en todo caso, te voy a recomendar un libro, que si bien no va por donde van tus reflexiones, si se refiere a lo cotidiano, a la construccion que los humanos hacemos de nosotros mismos, este es "La presentación de la persona en la vida cotidiana" de Erwin Goffman, es un sociologo que se mueve en la esfera de lo micro que te puede llegar a colgar bastante.

Pensamientos Intrascendentes / www.daffland.blogspot.com