domingo, 29 de julio de 2007

Solo, entre naves majestuosas y Solar.

Solo, Entre Naves Majestuosas

En el océano, en lo más oscuro y profundo, justo por debajo de las olas que rabiosas pelean con la lluvia de las tormentas, me encontrarás nuevamente, envuelto en mis memorias.
Encontrarás las ruinas de naves majestuosas, naves de capitanes que perdieron todo, junto a sus tesoros añorados y a sus mundos entre tablones y velas que se extendieron una vez al viento, como mis alas antes de caer del cielo... justo ahí estaré, sentado en lugar donde perdí mi nave, en medio de las sinfonías de sirenas y de sus cantos suaves que me llevaron al cielo donde caminé en la noche azul hasta tocar la luna, y de donde luego me precipité en picada a este abismo oscuro y frío, engañado por sus trinos... a mi muerte, para estar junto a los otros iguales a mi, a los condenados a ver esta tierra oscura, bañada en las sombras y el miedo, condenados a una tierra de soledad y mentiras tan profundas y densas como estas paredes oscuras que cubren al cristal preciado y claro que conserva mi alma. Somos condenados que miramos de soslayo al cielo de los más afortunados, mientras aceptamos nuestro sino enterrando de a poco algo parecido a una vieja daga dorada en nuestros corazones, una daga de dolor eterno, una daga que odiamos y amamos, que es ambigua y que necesitamos cuanto la retiran, tal vez porque asi sentimos, creo, que estamos vivos. Descansamos en este abismo, donde estamos solos, donde vemos y oímos lo que sucede en el cielo, y aunque también sentimos, nos negamos a retirar la daga, a retirar el dolor que nos recuerda la llamada de las profundidades, la daga de la canción de las anémonas y sirenas, la canción que nos trajo a este lugar y que verás merodear junto a estas majestuosas naves ancladas en el fondo del abismo.

Aca oímos la llamada de la tierra del mundo del abismo, aca donde estoy sentado; aquí ya no estoy más cerca de las estrellas. En los brazos del mar vivo hipnotizado bajo el canto de las sirenas y aqui llevo el dolor que me causa esta daga de recuerdos que se volvieron necesarios y adictivos, vivo encendido y bañado en el dolor propio y en mi impotencia, en mis temores y en mi soledad eterna.
Ya los marinos navegan lejos, ve con ellos, yo solo te muestro un sueño, un espejismo, como el del canto de las sirenas infinitas, esas que a este lugar me trajeron con su canto de llamadas profundas y seductoras que nunca lo fueron.
Soy solo un espejismo, ya soy parte de ese canto, ya soy uno con esta tierra, soy un peregrino en tierra, que escucha la llamada diabólica de sus entrañas, y que no alza más su mirada al cielo; ya no vuelo victorioso en el majestuoso cielo.
Estoy ahi sentado, justo en el océano, en lo más oscuro y profundo, por debajo de las olas que rabiosas pelean con la lluvia de las tormentas, ahí me encontrarás nuevamente pero envuelto en mis memorias, me encontrarás entre las ruinas de naves majestuosas, naves de capitanes milenarios que perdieron todo, que ya no tienen más sus tesoros añorados y que deambulan envueltos entre los tablones y las velas que se extendieron una vez al viento, como lo hicieran mis alas antes de caer del cielo... ahora solo estoy envuelto en los recuerdos... la vida y los días pasan, me pasan, me rebasan... mis fantasmas y mis temores me atacan cada vez más violentamente, ya son más fuertes. Siento que no puedo más con esto... ya me quiero dar por vencido... Horus sumergido en las tiniebas ha bajado de la carroza.

Daff Schneydher, Agosto de 2007


Solar



A veces pienso que así debe funcionar el mundo... como en este corto... y tal vez todo es una gran mentira y en verdad el mundo es un reflejo de la oscuridad de nuestras almas.
Alguna vez leí una frase, creo que de Confusio, en donde dice que es noble quien cultiva sus partes nobles y que es nimio quien cultiva sus partes nimias. Yo siempre creí ser noble, siempre me he esforzado por ello (creo), pero mi mundo refleja cada vez más lo opuesto y cada vez mi alma se sumerge más en una densa oscuridad de la que veo cada vez más lejano un retorno. Tal vez el mundo es una mera ilusión sin forma, y es cada uno quien se la aporta... tal vez el cielo es verde y el agua es dura y aspera como la arena o el vidrio cortado en pedacitos... y no hay gente sino marcianos que no lo son porque no existen... o tal vez todo es un pensamiento de alguien que no se quien es... o no se si es... y bueno... es algo que por mucho tiempo he meditado sin juicio o sentido, pero que ha vuelto ahora gracias a este corto animado llamado Solar. Me parece que ofrece una interesante perspectiva de la vida y del funcionamiento del mundo y puede ser tan cierto que encuentro ridículo el pensar en darle un sentido a la vida, a la muerte e incluso... al más allá (o no y yo estoy equivocado)
Creado como su trabajo de grado por Ian Wharton y Edward Shires, este corto me sorprendió por su sencillez y su claridad, a al menos así lo leí... y que sumado al extraño momento tipo montaña rusa por el que estoy pasando... me hizo pensar en el verdadero sentido de las cosas. Y no se si sea de una forma positiva o negativa. es más, creo que tampoco importa, ya que lo bueno y lo malo son cosas tan subjetivas y a la vez tan triviales, que creo que solo importan cuando uno se ve directamente involucrado... en fin, creo que me estoy yendo al carajo, así que mejor véanlo y saquen sus conclusiones... tal vez no es ni lo uno ni lo otro y es solo un simple corto animado en 3D como otros tantos que he posteado aquí.

1 comentario:

leonidas dijo...

Me imagino que antes de galileo, asi se imaginaban que funcionaba el asunto esos viejos sabios escolasticos, después de galileo, aunque no estaba la certeza de que asi no era, la duda ya los carcomia, y con MAgallanes chan, cagaron...

Pero ojo, igual se reinventaron...

Pensamientos Intrascendentes / www.daffland.blogspot.com