lunes, 11 de junio de 2007

The Doll y Un simple sueño

Entre las estrellas fugaces que plagan el cielo de rasgones ascendí y a través de la niebla, a través de las maderas, estando parado encima de los picos vi la luz de sus destinos; Sea el sol a la luna: Sea la luna a tu sol.
Vestido en las escalas de plata, desplumadas por el océano del rencor, me adorno en la oscuridad con los ornamentos cargados de prometedores tormentos y aún así mi cuerpo brilla intensamente con lujuria, anémico como la bandera de la tregua.

Todavía recuerdo la primer luna llena de mayo y esas noches
brillantes en las que envueltos en las ondas vidriosas de su luz nos deslizábamos ligeramente lejos, como pétalos al viento, arremolinados en vuelos traviesos de placer, acercándonos al sabor de los besos tan rojos como sangre y fríos como el infierno.

Me levanté al amanecer para recogerme en mis recuerdos, y no puedo oponerme a ellos, como con un control femenino, pero de bruja insensible que me apresa con cada torcedura de sus hilos... su belleza... me mira fértil y brillante. No podría la escritura en la pared, esa hermana blanca, desafiar su mente porque luego, todas esas visiones se decoloran como los fantasmas al desfile de la vida, en donde el suspiro de los ángeles como congelado en la pena, se arrastra y cubre el sol con el ala del dios del sufrimiento que me muestra una cara más oscura, toda llena con mi derrota, con la dimensión sombreada y sin la intervención divina. El amor nos habría conquistado a todos, pero es un plan antiguo, y solamente nos deja saborear el éxtasis cuando nos lo es susurrado suavemente una vez en la oscuridad, tocando los cristalinos del pasado con nuestras fantasías pintadas de narcóticos colores y con los cielos negados de la fe a pesar de ser donde abríamos fijado nuestros ojos para soñar una vez más bailando un vals adornado por música de alas bajo una tenue luz... llena de pena que se arrastra y que quema para que al despertar, su pérdida astillada re-encienda la rabia, helada por el invierno que únicamente nos permite vivir una vez más para anotar los finales comenzados. Un simple sueño

Daff Schneydher. Junio 2007



Nuevamente me extendí más allá de un simple comentario, pero bueno, siempre es inevitable. En fin, Esta semana vi este corto llamado The Doll. En verdad me enganchó la hermosa mujer que lo protagonista y la historia que es un tanto diferente, de todas maneras, al final, aparte de la decepción que me produjo, comprendí la razón de la historia y bueno... funciona. El trabajo de maquillaje y post producción me sorprendió pues son sencillos y lindos logrando pasar desapercibidos dándole verdadera importancia a la historia.

1 comentario:

Rodrigo dijo...

Oi, achei teu blog pelo google tá bem interessante gostei desse post. Quando der dá uma passada pelo meu blog, é sobre camisetas personalizadas, mostra passo a passo como criar uma camiseta personalizada bem maneira. Até mais.

Pensamientos Intrascendentes / www.daffland.blogspot.com