miércoles, 14 de mayo de 2008

Anochece.

Conforme pasan los días, la presión crece y la necesidad de un camino, de una decisión que supere la actual incertidumbre se hace cada día más urgente. Las dediciones deben ser tomadas con prontitud, sin embargo, el camino que se desprende de ellas es completamente incierto. No se ve nada más allá del umbral de ese camino.

Son momentos difíciles y extraños y algo excepcionales creo. De a poco todas las verdades ocultas por tantos meses se han venido mostrando paulatinamente y sin haber presionado para que eso sucediera y ahora todas las máscaras están cayendo y mostrando sus verdaderas caras y cada día me encuentro con sucesos, datos y eventos que en un principio me sorprendieron y decepcionaron, pero que ahora y luego de tantas sorpresas ni me desconciertan ni me alteran, solo me reafirman que las cosas siempre tienen una razón de ser y a veces es necesario recibir los golpes para comprender que es el momento de actuar.

Se avecinan días más difíciles y complicados, pero totalmente necesarios y son días en los que los guerreros no confían más que en su instinto, en lo que ven sus ojos y escuchan sus oídos. No oyen palabras necias, no se dejan guiar por los espíritus y su mente trata de mantenerse alerta ante el peligro. En esos días los guerreros prefieren ocultar su verdadera luz y aguardar en silencio, meditando el siguiente paso y confiando en que éste deba ser certero y efectivo, para así no pisar nuevamente en falso.

Es necesario un radical giro en las cosas y por ello las dediciones deben ser tomadas con urgencia, aunque su resultado sea el ir al corazón mismo de la tormenta. Lo que sucederá no se conoce y no se puede predecir.

Alguien que conocí y que luego para mi falleció me decía: "Dios protégeme de las aguas mansas porque de las turbias me protejo yo".

Se viene la noche y por suerte con ella (espero) un nuevo amanecer.


Daff Schneydher, Mayo, 2008

Audiostreaming · Herr Manneling · Haggard · Eppur Si Muove

All'alba, prima che il sole sorgesse
E gli uccelli cantassero la canzone
La donna del troll con la lingua falsa
Ed ingannevole propose al signore:

Herr Mannelig, Herr Mannelig mi vorrei sposare
Per tutto quello che io ti darò?
Se vorrai, rispondi solo si o no
Farai così o no?

Ti darò i dodici mulini
Che stanno tra Tillo e Terno
Le macine sono fatte del più rosso rame
E le ruote sono cariche d'argento

Herr Mannelig, Herr Mannelig mi vorrai sposare
Per tutto quello che io ti darò?
Se vorrai, rispondi solo si o no
Farai così o no?

Se tu fossi una donna cristiana
Riceverei volentieri regali così,
Ma io so che sei il peggiore troll
Figlio degli spiriti maligni

Herr Mannelig, Herr Mannelig mi vorrai sposare
Per tutto quello che io ti darò?
Se vorrai, rispondi solo si o no
Farai così o no?


E nella mia ora più buia loro splenderanno per me all'infinito

"I do not feel obliged to believe that the same God who has endowed us with sense, reason and intellect has intended us to forgot their use"

No hay comentarios:

Pensamientos Intrascendentes / www.daffland.blogspot.com